Las Afore (Administradoras de Fondos para el Retiro) son entidades financieras que se dedican a administrar las cuentas individuales de los trabajadores y tienen como objetivo resguardar tu dinero y hacerlo crecer, mantenerte informado del saldo de cada subcuenta que administran y asesorarte en cuanto a los retiros que puedes hacer de tu cuenta individual.

De acuerdo con la Ley del SAR vigente, cada trabajador tiene derecho a una cuenta individual en una institución financiera que se dedique exclusivamente a la administración de fondos para el retiro. Ahí se depositan sus aportaciones, junto con las que realice el patrón y el gobierno.

Es importante que elijas una Afore para que ahí se resguarden tus ahorros, ya que si no cuentas con una no podrás solicitar un crédito para vivienda en el Infonavit, así como, dar seguimiento al ahorro de tu subcuenta.

Si no sabes si cuentas con alguna, debes saber que si empezaste a trabajar después de 1997 y te afiliaste al IMSS, tú tienes una cuenta individual en alguna de las Afores registradas. Tu cuenta individual no desaparece si dejas de trabajar, la afore resguarda tus recursos, aunque deja de recibir aportaciones, a menos que las hagas por tu cuenta. Si nunca has elegido afore no podrás recibir estados de cuenta, conocer tu saldo o realizar aportaciones voluntarias.

Los trabajadores independientes también pueden ahorrar para su retiro a través de las afores. Aunque tengas un negocio propio, las afores son un excelente instrumento de inversión, que puede asegurarte una pensión en tu vejez, para que cubras tus gastos el día en que ya no quieras o puedas trabajar.

Muchos nos sentiremos decepcionados al pensar en recibir una fracción tan pequeña como pensión, por ello la Consar recomienda realizar aportaciones voluntarias complementarias.

¡Recuerda que tu Afore protege y hace crecer tu ahorro para el retiro, garantizando tu patrimonio y el de tus seres queridos cuando te jubiles!

 

Para mayor información, ingresa a la página de la Consar:

https://www.gob.mx/consar